viernes, 19 de octubre de 2007

A TREMAÑES LE HA TOCADO LA LOTERIA

Hace décadas éramos vecinos de Gijón, considerados y tratados como de tercera o cuarta categoría.

En qué lo notábamos?, puede preguntarse el lector… pues en mil y un cuestiones, en cómo estaba el barrio en general, cajón de sastre de las políticas de integración a base de guetos;, en como la políticas de integración y calidad cuando llegaban a estas tierras se volatizaban en mil pedazos, así nos fuimos llenando de poblados, de polígonos cutres, de contaminación y porquería, no es que estemos mucho; pero se nota el cambio en la mejora de la urbanización aunque el estilo es más bien cursi a los “gabinoniano” que lucen algunas calles,

Hay rincones que parecen como Medellín, grandes chalets en medio del chabolerío, pero estámos dando pasos de gigantes y hasta nos íbamos creyendo creíamos ciudadanos de Gijón y además de pleno derecho.

Pero la realidad nos ha puesto de nuevo en nuestro sitio, no haya nada más que ver los titulares, las noticias y las descripciones seudo literarias sobre nuestro barrio y sus aconteceres que se han desparramado estos días en la prensa diaria.

Hemos sido una vez más cartel de lo cutre, guión malo de mercheros, payos y gitanos, se ha vuelto a recuperar el argot que nos diferenciaba , y se nos ha hecho aparecer como un buen escenario de la novela “negra y gótica”.

Tal vez Paco Ignacio Taibo que tantos problemas tiene con su Semana Negra en la zona rica de Gijón , podría pensarse trasladarla a estos ámbitos; repartirla por Mora Garay y mezclar sus negratas de manta con nuestros mercheros en gratinada simbiosis, y colocar por entre las naves de Bankunión, esquinas ideales para el amor furtivo a los quiosqueros de comida barata y dejar el resto más fino para colocar por entre la modernez de las nuevas naves , haciendo contrapunto su puntilla fina y lo cursi de Tremañes, pues la verdad es que el relato que nos han hechos estos días con los crueles sucesos acaecidos no es para menos.

De esta manera Tremañes renacería como barrio de Gijón, constituyéndose en una cuna cultural de primer orden que sintonizaría de puta madre con los nuevos empadronamientos que va a tener el barrio, no crean ustedes que vendrán de la mano de los propietarios de las nuevas viviendas, qué va. Será algo más fino que nos dará hasta cachet y todo.

Pues nos vamos a codear con lo finolis de Gijón, vamos a poder ver bragas de satén , ligueros de terciopelo , y bugis de última hora, pues creo que se piensan colar en el Centro Médico de Tremañes, parte de los pacientes del Doctor Andrenio.

Pue seso ya que las políticas culturales y sociales del Ayuntamiento no nos alcanzan pues que al menos se logre a base del roce, pues ya se sabe del roce algo nos quedará digo yo.

Y a ver si de una vez por todas erradicamos esos titulares del “Ocaso” que de nuevo se ciernen sobre nuestra parroquia.

Pues eso que nos ha tocado la lotería gracias al Doctor Andrenio

1 comentario:

asturiano28 dijo...

muy.muy.muy bueno señor mio...nunca una verdad mas grande paso a traves de mi retina....eso quisiera saber yo,que hara esa gente tan fina que vivira a escasos metros de la gandalla de tremañes.cuando a las 2 de la madrugada se les planten en el parque con sus guitarras como hacen a diario.con sus porritos en la mano.y no les dejen conciliar el sueño en sus chalets de 50 millones de las antiguas...digo yo q solicitaran al ayuntamiento que pongan serenos y todo.Bamos.que tremañes sera....."LA NUEBA CALLE CORRIDA"....Un saludo muy grande de un vecino de tremañes..ORGULLOSO de su barrio...