domingo, 5 de abril de 2009

Ahora que estamos en Pascua, fotos para el recuerdo

 

La Semana Santa, La Pascua, siempre en mi recuerdo eran unos tiempos en que los críos, en mayor o menor medida,  estrenábamos ropa y zapatos en el Domingo de Ramos,  era todo un rito, acompañar a las madres unas semanas antes para comprar o ir a probar a la sastra los componentes a estrenar.. a y compra la puñetera palma, nos revelábamos a llevar las ridículas palmas de “chicas” como las de las fotos de abajo;  lo que chicos queríamos queríamos eran  esos largos palmones para agitar …

Había otro rito o tragedia que consistía en pegarse con las madres por los zapatos, que apretaban, o las ropas que había que mantener limpias… etc…  cuando en realidad era toda una tentación liarse con la reunión de amigos que nos conjuntábamos en torno a la iglesia de San Juan Bautista.

Eran tiempos en que la Iglesias estaban abarrotadas, bajaba media parroquia, y aquel día los palmones llenaban la iglesia con todo aquel vaivén de “palmas” que tanto nos gustaba agitar a los críos para cabreo del personal.. con la edad ello fue derivando al ramo del Laurel, que una vez bendecido quedaba para el puchero.. Curiosa cuestión esta..

Lo cierto es que en mi familia no tuvimos mucha suerte con eso de los padrinos y madrinas, salvo tal vez mi Hermana Marigel, que en un tiempo cumplió con el rito de entregar la palma y recibir el correspondiente regalo..

Yo mismo en un tiempo cumplí con esa ceremonia con  mi padrino Isidro y su mujer Isabel, y a cambio una semana más tarde recibía la misma tarta, un año y otro año,  comprada en la Confitería La Suiza de la calle Álvarez Garaya,(Gijón )  hasta que el rito, casi nos cuesta la vida por una intoxicación de lo pasada que estaba la crema, por lo cual a partir de ese año se acabaron los padrinos y  las madrinas.

Del resto de la familia , ni sé quien carajo son los padrinos…

Aún así había que cumplir con el rito de ir a bendecir la Palma o el ramo de Laurel, que al final en  nuestro caso quedaba en casa, aunque por Pascua, siempre había dulces que en general preparaba mi madreo se compraban para deleite de la tropa menor

Los huevos de chocolate eran la delicia… aunque al final andaba el chocolate rodando por la casa durante días.

Estas eran las pinta que teníamos en aquellas kalendas “pascualinas” y en los que volvía a jugar un papel importante el fotógrafo César, del que ya he hablado alguna vez.

Aquellos tiempos de trajes de raso, los pantalones cortos, y los zapatos de charol

IMG_0001

                                    IMG_0003  IMG_0002

El personal de casa, mi madre, mi hermana Marigel y  mi hermano José Javier

 

IMG_0005

Los tres pipiolos en las inmediaciones de la Iglesia de San Juan Bautista, cuando todo era un descampado

Víctor Guerra (alias Chusi)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sólo un pequeño detalle. Creo recordar, y tengo una memoria bastante potente, que usted es padrino de alguien ¿no? ¡jeje!

Por cierto, las fotos muy chulas. Su madre estará orgullosa de ellas ¿verdad? ¡Vamos, como oro en paño las guardará!

Administrador dijo...

Querido o Querida Lector, Pues a lo que me pregunta no sabría que decirle...hace tantos años y ya sabe...
Pues sí que las guarda..si y pegadas...
Chusi