miércoles, 20 de enero de 2010

Otro vecino que se nos va… fallece César Morán, el fotógrafo de La Calzada

 

clip_image001

Era un natural de Tremañes, nacido en Los Campones, fue el fotógrafo de la parroquia. Muchas de las fotografías antiguas que pueblan este blog le pertenecen;  cada Semana Santa, cada fiesta de San Juan, no era extraño verle por la aldea, con su cámara a cuestas haciendo retratos a los grupos, en mi casa hay un buen montón de ellas.

Ahora ya retirado, yo lo veía muy de vez en cuando, aunque él iba todos los días de dios, a la Sidrería de Toni en Cuatro Caminos, donde aún se podía observar su viejos porte.

Valga la crónica de La Nueva España para recordar a este vecino de la aldea.

Crónica de R. GARCÍA / R. VALLE (Diario La Nueva España)

La Calzada ha perdido a su fotógrafo oficial. César Manuel Morán Uría, el fundador de Foto César y el hombre que con su cámara inmortalizó el devenir del último medio siglo de historia del populoso barrio de la zona Oeste, falleció el lunes a los 83 años de edad. Su obra tiene en Julio César y Francisco Javier, los dos hijos de su matrimonio con Ángeles Mella González, el hilo que dará continuidad a esa labor de documentación de la vida cotidiana de un vecindario que realizaba desde su emblemático negocio de la avenida de la Argentina. El funeral por el eterno descanso de César Morán tendrá lugar a las cinco de la tarde de hoy en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de Fátima. Tras el oficio religioso, los restos mortales del fotógrafo serán trasladados al cementerio de Jove, donde recibirá cristiana sepultura.

«Se le va a echar de menos. Era una persona muy querida en La Calzada y muy colaboradora con el barrio. A la asociación de vecinos siempre andaba dándonos fotos para revistas o reportajes», recordaba ayer Manuel Arias. El ex presidente del colectivo vecinal «Alfonso Camín» tiene aún fresca en la memoria, al igual que el director del Ateneo de La Calzada, Avelino Alonso, la imagen de un César Morán tomando sidra en Casa Tony o el café en Carpil, dos establecimientos clásicos del barrio. «Era una persona muy curiosa. Si algo había en el Gijón Industrial, allí iba; si era en el Ateneo, igual», recuerda Alonso. Muchas veces compartía esos momentos de ocio y paseo por las calles del barrio con otro popular vecino, José Fernández, el padre del actual presidente del Sporting.

La implicación con el barrio y la colaboración con la parroquia de Fátima marcan el recuerdo que de Morán tiene el sacerdote José Luis Martínez. «Era un trabajador incansable, alguien que no dejó nunca de pasar por la tienda de fotografía», explicaba ayer el sacerdote, que le conoció en 1963. Martínez concelebrará hoy el funeral de Morán junto al actual párroco de La Calzada, José María Díaz Bardales.

La Calzada dió a César Morán la consideración de vecino de toda la vida aunque había nacido en Los Campones (Tremañes), en 1926. Treinta años más tarde se trasladó a su barrio de referencia, después de haber trabajado en Fundiciones La Nueva, en donde ejercía como maestro industrial mientras realizaba fotografías como aficionado. César Morán convirtió su pasión en su profesión y su barrio en el escenario de un trabajo que acabó recopilando en varios libros.

El vecindario lloraba ayer la pérdida de quien, además de fotógrafo, fue fundador del Coro Asturiano del barrio, en el año 1968, integrante del grupo de montaña del Gijón Industrial durante casi 25 años de su vida, lo que le valió ser su socio de honor y un colaborador incansable con las agrupaciones vecinales de la zona oeste de la ciudad, las asociaciones «Evaristo Valle», «San Juan Bautista» y «Alfonso Camín» son sólo algunas de ellas. Morán dio fe con su cámara de sencillos momentos de vida de barrio, como el encendido de las primeras luces navideñas en 1967, pero también estuvo en las visitas de la Familia Real -el Rey Juan Carlos en el puerto de El Musel y el Príncipe Felipe en la apertura de la avenida que lleva su nombre- o en los triunfos de los equipos deportivos de la ciudad. Las peripecias de los nadadores del Santa Olaya le eran tan atractivas como las disputas futbolísticas en el campo del Gijón Industrial. César Morán aseguraba en su libro «La Calzada de Gijón» que era un álbum de fotos de familias. Las fotos de esa familia de La Calzada que hoy está de duelo.

1 comentario:

vazquez74 dijo...

Un cronista extra-oficial de la realidad de cada día. Descanse en paz.