domingo, 27 de diciembre de 2009

El palacio del marqués de Casa Tremañes pasará a ser municipal

image

Sanjurjo anuncia que el catálogo urbanístico se aprobará a principios de 2010 y prohibirá la segregación de los jardines privados

Siempre me llamó a atención esta casa que en Tremañes se la conoce como la Casa de la Señorita, una de las últimas descendientes de la saga de propietarios de la mansión, con la que tuvimos alguna relación, hasta su huida hacia  la parroquia de las 1.500. En una ocasión vi la casa llena de curas y militares, pero digamos que fue un caserón ajeno a la parroquia, siempre cerrado a cal y canto, y sin un triste alma por sus jardines, que Álvarez Brech nos expone como magníficos, aunque a nosotros nos haya parecido siempre un “prau con árboles” , ya que por él si que rondamos alguna que otra vez de crios camino del Mortero, y por la parte de atrás entrabamos a la finca.
Si nos han llamado la atención su colección de estatuas de blanco mármol que ha ido desapareciendo con el paso del tiempo.
Ahora queda saber que es lo que meterá en tal mansión el Ayuntamiento de Gijón, no estaría de más un Centro de Estudios de la Memoria Histórica ( industrial , sociológica y política).
De finca privada de recreo a equipamiento dotacional público.

El palacio del marqués de Casa Tremañes  José María de Tineo y Ramírez de Jove, teniente general de los reales ejércitos y gobernador militar de Ceuta, recibió en 1747 de Fernando VI el título nobiliario de marqués de Casa Tremañes.   El conjunto palaciego que lleva su nombre dejará en pocos meses de ser una propiedad privada, oculta a la mirada de los curiosos tras un muro, para convertirse en un gran parque público para los vecinos de la parroquia gijonesa.

pasará «en breve» a engrosar las propiedades bajo titularidad del Ayuntamiento de Gijón. Así lo anunció ayer el concejal de Urbanismo, Pedro Sanjurjo, durante la presentación del libro 'Jardines privados de Gijón' escrito por Rodrigo Álvarez Brecht. Esta parcela de 64.000 metros cuadrados de superficie, así como el edificio señorial de dos plantas que domina la finca, pasará a tener una calificación de sistema general mediante el cual «será un espacio libre para el disfrute de todos los ciudadanos y el edificio será un equipamiento dotacional público cuyo uso aún no esta determinado», explicó Sanjurjo.

El máximo responsable del urbanismo gijonés detalló que la adquisición municipal de la finca situada en el barrio de La Torre, en la parroquia de Tremañes, será a través de una permuta de parcelas con los propietarios del palacio del marqués de Casa Tremañes. «No habrá una adquisición con un desembolso económico», descartó el edil. Asimismo, adelantó que el convenio con los propietarios se formalizará «durante el transcurso del próximo año 2010».

Ubicada en la avenida de Miguel Hernández en un altozano junto a la entrada de la autopista 'Y', el palacio del marqués de Casa Tremañes es una finca de recreo de 64.000 metros cuadrados otorgada al teniente general de los reales ejércitos y gobernador militar de Ceuta José María de Tineo y Ramírez de Jove, nombrado marqués de Casa Tremañes el 26 de octubre de 1747 por Fernando VI. Después de que perteneciera al marqués de Casa Tremañes -quien era primo de Jovellanos-, esta finca también fue propiedad del dueño de la fábrica de vidrios de La Bohemia, según recoge el libro de Álvarez Brecht.

Respecto a la construcción de carácter señorial, consta de dos plantas y cuenta con numerosas habitaciones, un comedor, un claustro, un salón con piano, una habitación para fumar y una capilla. El edificio se construyó a mediados del siglo XVIII y se restauró en los años setenta del siglo pasado. Además, está rodeado de un jardín con varios naranjos.

2.727 elementos protegidos
El concejal de Urbanismo anunció también que el catálogo urbanístico del municipio se aprobará de manera definitiva en un Pleno «en los primeros meses de 2010», tras lo cual el documento deberá remitirse a la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio (CUOTA) y a Patrimonio para que le den su visto bueno. El inventario municipal recoge 2.727 elementos protegidos frente a los 2.581 que incluía durante la fase de aprobación inicial del documento. Asimismo, incluye «por primera vez elementos de la naturaleza y etnográficos», tal y como destacó Pedro Sanjurjo.

En este sentido, el edil remarcó que los 114 jardines privados del municipio se incluyen en este catálogo para su protección. Para ello, las medidas para preservar estas parcelas llevan aparejadas «una protección legal que prohíbe su segregación sin que ello signifique una merma del volumen urbanístico de la finca». Esta herramienta incluye «una nueva referencia normativa de protección» la cual permite que varias personas sean propietarios de un mismo jardín privado. «Es una fórmula imaginativa», concluyó Sanjurjo.

2 comentarios:

vazquez74 dijo...

Es una buena noticia para la parroquia, sin duda. Mejor ver el caserón y su terreno abierto a los ciudadanos, que parcelado y derribado. Ahora, también es importante el uso que le vayan a dar.
Feliz año.

Anónimo dijo...

Me alegra saber que el pueblo gana en espacio público, cosa de la que carecemos bastante en Málaga.